Jóvenes de Hidalgo identifican la vejez como un concepto negativo


Dirección de Comunicación Social, 28/Febrero/2014

Boletín Electrónico Informativo 128


*El proceso de discriminación hacia los adultos mayores se reproduce constantemente en los niños, quienes ejercen ésta acción

 

Pachuca de Soto, Hidalgo.- A finales de los años 60, el sociólogo Erving Goffman estableció dentro de sus obras algunas situaciones que llamó “estigma social”,  característica por la cual la sociedad denomina de forma negativa uno de los roles.

El Área Académica de Gerontología de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) retoma estas investigaciones en el proyecto “Consideraciones en el ejercicio del estereotipo negativo hacia la vejez”.

“Nuestro objetivo es establecer el proceso por el cual las personas, principalmente los jóvenes, construyen y desarrollan un concepto negativo hacia los adultos mayores”, indicó David López Romero, profesor investigador y responsable del proyecto.

La sociedad construye dentro de los parámetros de imagen, la figura y el rol que deben desempeñar ciertas personas, generalmente para los adultos mayores estas concepciones no son positivas e incluso llegan a ser discriminatorias. Este proyecto ha identificado que estos problemas se reproducen en los niños, ya que se les enseña que llegar a la vejez es algo malo.

Para la aplicación del instrumento se contó con la participación de 200 alumnos de la Escuela Preparatoria Número 3 y 200 de la Preparatoria Número  1 de la UAEH, así como 100 de CONALEP Plantel Tizayuca, todos ellos de entre 15 y 20 años de edad.  “Un ejemplo de los 30 reactivos que se les solicitó llenar y que estaban en forma de paráfrasis era: Los adultos mayores se aíslan, en donde la mayoría respondió que sí,  esto nos indica que muchas veces, sin darse cuenta, los jóvenes se hacen partícipes de ésta exclusión”, explicó, “además, al pedirles  que se dirigieran hacia los adultos mayores con adjetivos positivos les era muy difícil, por el contrario, les resultaba más sencillo encontrar adjetivos negativos”, agregó.

La sobrevaloración a la juventud y a las formas estéticas marcadas en publicidad y marketing, señaló David López, contribuye también a este proceso de marginación, es decir, el mínimo rasgo de vejez como una cana o una arruga es visto de manera negativa, dando pie al alto consumo de productos para que las personas mayores retrasen el proceso de envejecimiento.

Mediante esta investigación se propone  el establecimiento de nuevos roles en donde se mejore la calidad de vida de los adultos mayores, incluyendo su bienestar psicológico, a través de la impartición de talleres en escuelas primarias y así disminuir el ejercicio del estereotipo negativo, y enseñar a los niños que este sector también forma parte de la sociedad y que el envejecer es un proceso natural y parte de la vida. 

 

Adultos mayores de la capital del estado comentaron que con estos estudios desarrollados por la UAEH, la sociedad podrá incluirlos en roles positivos, lo que les podrá ayudar en su bienestar y autoestima.

-Mónica Cuellar Bocardo Fotografía: Sandra Franco Hernández


Compartir en: