En Senado, signa UAEH acuerdo sobre impulso a la innovación y vinculación


Dirección de Comunicación Social, 22/Junio/2014

Boletín Electrónico Informativo 399


*El rector Humberto Veras Godoy habló sobre el rol que cumplen las universidades

Pachuca de Soto, Hidalgo.- El rector de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, Humberto Veras Godoy, habló en el Senado de la República sobre la vinculación universidad-sociedad ante empresarios, investigadores y legisladores integrantes de la Comisión de Ciencia y Tecnología.

Destacó que el rol que cumplen las universidades ante los procesos del cambio que experimenta la humanidad las convierte no solo en centros de producción de conocimientos, sino en instituciones capaces de dar respuestas a los desafíos provenientes de una economía insertada en un proceso de globalización mundial, el cual ha ocasionado grandes problemas sociales en la mayor parte del mundo.

Refirió que las experiencias sobre vinculación universidad-empresa han dado muestra de que, a pesar de estar asistidos por un marcado voluntarismo, han encallado, propiciando un estancamiento cada vez más pronunciado en el aparato productivo, con lo cual se desaprovecha el conocimiento generado en las Instituciones de Educación Superior  (IES).

Veras Godoy manifestó que el vínculo entre ambos sectores a través de todas las vías posibles tiene que ser un proceso que debe ser impulsado, ya que la relación entre ellos contribuye al desarrollo bilateral y en particular al estímulo del desarrollo científico que el país requiere para superar el atraso y la pobreza.

“La vinculación con el sector empresarial es una de las vías o alternativas para enfrentar los actuales problemas y seguir adelante. Los tiempos actuales demandan para hacer patente la vinculación universidad-empresa recursos humanos altamente calificados y equipos científicos que respondan a las necesidades de los sectores social y productivo para mover a México”.

Comentó que datos recientes del Banco Mundial señalan que las actividades de investigación en América Latina que se realizan en universidades no tienen incidencia notoria en el desarrollo económico nacional, ya que los objetivos de dichas investigaciones no son prácticos.

En cambio, añadió, en los países industrializados la producción en materia científica a nivel universitario se ha venido incrementando por su persistente vinculación, lo cual explica el porqué estos países han alcanzado procesos de desarrollo en el campo científico y tecnológico.

“En América Latina, el financiamiento para investigación tanto público como privado ha venido disminuyendo, pero sigue siendo mayor el porcentaje proveniente del sector público. En los países asiáticos el aporte del sector privado es importante y determinante. Por ejemplo, en Japón y en Corea, alrededor de 65 por ciento del gasto de financiamiento a la educación superior lo hacen las familias y las empresas”.

Manifestó que, mientras, en América Latina la mayoría de los estudiantes escoge carreras humanistas o de ciencias sociales, y alrededor de 10 por ciento de los profesores realiza investigación. “El descenso en materia de investigación genera obsolescencia y falta de pertinencia en los diseños curriculares, lo que se traduce en un descenso de la calidad de la educación”.

En tanto, subrayó, en Asia la mayor parte de los estudiantes se prepara en carreras de las ciencias naturales, ingeniería y agricultura, lo que se traduce en profesionales dedicados a labores de investigación en estas áreas clave. “Alrededor de 30 y 40 por ciento de los profesores se dedica a investigación y desarrollo”.

“Estos datos nos indican que debemos virar hacia nuevos retos y compromisos, pugnando por una relación estable y duradera entre las universidades y los sectores social y productivo”.

Posteriormente, Veras Godoy firmó el Acuerdo para el Impulso y Fortalecimiento Nacional para la Innovación y desarrollo Tecnológico Industrial y la Vinculación Efectiva entre Universidades y Sector Productivo con la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado de la República.

Dicho acuerdo, suscrito por 25 instituciones más, tiene como objetivo fortalecer lazos entre industria, universidades y diversas organizaciones con el fin de elevar la productividad, señaló el presidente de la comisión Alejandro Tello, quien dio a conocer que actualmente tan solo 5 por ciento de las empresas en México lleva a cabo actividades de investigación y desarrollo tecnológico.

El convenio, que contará además con participación de la Academia Mexicana de Ciencias, incluye el reiterado compromiso de las instituciones con el desarrollo científico, tecnológico y de innovación nacional.

Durante el acto protocolario de la firma se concertó establecer y ejecutar una agenda común estratégica que enfrente los principales retos y oportunidades de este sector para fortalecimiento de mecanismos de vinculación entre industria y academia.

Julia Tagüeña, directora adjunta de Desarrollo Científico de Conacyt, puntualizó la importancia de todas las iniciativas y programas hasta ahora emprendidos. Recordó que una vez que se genera el conocimiento, el proceso no se termina hasta que llega a la sociedad, se vuelve parte de ella y se transfiere a la industria.

En la reunión participaron, entre otros, el senador Carlos Romero Hicks, presidente de la Comisión de Educación; Joshua Mendoza, vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación y promotor del acuerdo que se firmó en el senado y José Franco, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).

  

-Redacción-


Compartir en: