Previous Page  73 / 80 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 73 / 80 Next Page
Page Background

71

Tras la demolición de 12

manzanas, la Macroplaza

creó un espacio vacío que

se convirtió en el centro

de gravitación de la ciu-

dad, en un “escenario” y

la transformó, de zona

industrial y asentamiento

pueblerino, en la capital

que es hoy día. Al igual

que en su

cuadrado

, al

que recurre como artista,

Terrazas creó, en la Ma-

croplaza, las condiciones

para que las cosas suce-

dan

. Creó un silencio en

el que la ciudad se escu-

cha a sí misma.

En la obra de Terrazas

como urbanista recono-

cemos el mismo procedi-

miento que en sus trabajos

como diseñador:

la fun-

ción como creación

; como

interpretación

de la crea-

ción colectiva. Terrazas

entiende que el urbanismo

es, a su modo, una

mayéu-

tica

(en la época se hubie-

ra dicho “un psicoanálisis”

de la ciudad).

En este sentido, Terrazas

aprendió las lecciones de

la Bauhaus, de Le Cor-

busier y sus discípulos y

resulta un hijo privilegia-

do de los primeros gran-

des arquitectos modernos

mexicanos: O´Gorman,

Pani, Zabludowsky, Can-

dela, el “Gringo” del Mo-

ral, Ramírez Vázquez

–recordemos que Terrazas,

de un modo significativo,

formó parte de la primera

generación de estudiantes

de arquitectura que se

mudó de San Carlos a la

vanguardista Ciudad Uni-

versitaria–, para quienes sus

creaciones, más que obras

singulares, por firmar,

re-

suelven

un reto público

y se

integran a un todo

.

Dada la importancia que

le concede al espacio, a su

uso público y a su simbo-

lismo, colocaría a la obra

urbanística de Terrazas en

el norte de su cuadrado,

donde radica la estrella

polar, punto de referencia,

de orientación; conven-

ción universal para

tran-

sitar

: durante milenios, la

lejana estrella polar orga-

nizó a nuestro globo.

En las décadas siguientes,

Terrazas dio un nuevo

giro: dejó los grandes

proyectos de urbanismo

para concentrarse en la

arquitectura, propiamente

dicha. Cintermex, el recin-

to ferial de Monterrey; la

Embajada de Francia en la

Ciudad de México y sobre

todo, la fantástica serie de

cuatro centros culturales

en Tamaulipas: Ciudad

Victoria, Tampico, Nuevo

Laredo y Reynosa.