Previous Page  70 / 80 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 70 / 80 Next Page
Page Background

68

EduardoTerrazas

E

l mundo, de acuerdo

con los indoeuro-

peos, se ordena según

el número 3; tres dioses,

tres castas, tres tiempos, tres

poderes públicos, etc. En

cambio, para las diversas

culturas mesoamericanas, el

universo sigue el patrón del

4: cuatro puntos cardinales,

cuatro tezcatlipocas, cua-

tro barrios de los pueblos,

etc. Para ellos, la cifra del

universo, entonces, es un

cuadrado

y en cada una de

sus esquinas crece un árbol

que hunde sus raíces en el

inframundo y sus follajes

en los mundos superiores, o

paraísos.

También se puede en-

tender que sigue la pauta

del 5, si consideramos el

centro:

el lugar donde uno

está

, es decir, el lugar del

templo, del ser humano.

La(s) obra(s) de Eduardo

Terrazas se desdoblan

(quizá esta sea la palabra)

en cuatro direcciones, al

igual que

el cuadrado

, la

forma fundamental de su

trabajo como artista –un

cuadrado

que no sólo

recuerda al universo me-

soamericano sino y quizá

de un modo más apropia-

do, a la

fundación

de las

ciudades romanas, al trazo

inicial de la

civitas

, a la

que tanto gusta referirse–:

el diseño, el urbanismo, la

arquitectura y el arte.

Es posible que los prime-

ros trabajos que hayan

llamado la atención inter-

nacional hacia Terrazas,

entre 1968 y 1970, fueran

en el campo del diseño,

con la imagen de las olim-

piadas de México, la expo-

sición

Imagen México

con

la que se inauguró el me-

tro de la Ciudad de México

y el campeonato mundial

de fútbol México 1970.

La palabra “diseño”, tal y

como se entiende hoy día,

apenas nos da una idea de

lo que estaba en juego:

más que un logotipo, se

trataba de la imagen –del

espejo– de un país, sin

duda complejo y recién

nacido a la “modernidad

internacional”; a una

contemporaneidad por

definirse, entonces, en el

mundo. Una imagen que

se proyectaba sobre la ciu-

dad entera (a través, por

ejemplo, de un admirable

sistema de señalización

urbana) lo mismo que en

un multi-premiado car-

tel; en intervenciones en

espacios públicos, como

el Zócalo o el Estadio

Olímpico, al igual que