Table of Contents Table of Contents
Previous Page  64-65 / 76 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 64-65 / 76 Next Page
Page Background

62

63

Todo esto sería impensable sin el ingrediente lúdico y

en ocasiones hasta humorístico que subyace en su traba-

jo. Piezas como

Pensamientos

, que ha cumplido más de

15 años desde que su autora le dio vida, consiste en un

grupo de formas circulares hechas con poliuretano evo-

cando la estética de las tiras cómicas cuando los persona-

jes piensan algo. En esta ocasión está sólo el enunciado

de un pensamiento pero sin el personaje y, por supuesto,

sin aquello en lo que está pensando. Ausentes personaje

e idea, queda sólo la enunciación de que, justamente, ahí

debe existir, tarde o temprano, algo en qué pensar.

Otro ejemplo de especial relevancia en la trayectoria

de Ana Soler para acercarnos a su trabajo más reciente es

su instalación

Atrapado en tu mundo

, que consiste en 30

kilómetros de cable, realizada entre 1999 y 2000. La cons-

trucción aérea y las maneras de habitar un vacío hacen de

esta obra no transitable, una de las claves ineludibles para

la lectura de lo que años después produciría.

Al centro de un complejo entramado de líneas se vis-

lumbra un cuerpo, encerrado entre ellas pero evidente,

atrapado pero a la vista, asible en tanto que al tocar cual-

quiera de las cuerdas se le tocaría a él, pues está intrínsi-

camente construido por cada una de ellas, aunque inal-

canzable: esas cuerdas que le dan forma y presencia nos

impiden acceder a él.

La instalación

Unique perspective

se une nuevamente

a las obsesiones más arraigadas de Ana Soler. Cientos,

miles de elásticos escapan de la fachada de un edificio

para confluir, a diferentes alturas, en un asta o poste que

servirá de eje para que el resto de las líneas confluyan ahí.

La ocupación espacial vuelve a situarse en el centro de las

acciones de esta productora visual que va poniendo, de

ciudad en ciudad y de espacio en espacio, un comentario

que se alimenta de las frases de muchos otros creadores,

pero que tienen los acentos de su propia voz.

El reto del espacio es total y Soler conoce bien sus al-

cances. En una primera mirada parecería que subyace

aquí una suerte de horror al vacío, pero en el fondo es

mucho más complejo que eso. Se trata de atribuir a las

formas una extensión por los rumbos en los que original-

mente no estaba pensado que circularan.

Así, un cuerpo desaparece de un colchón de hule es-

puma y toma forma sobre el piso convirtiéndose en

gemelo del otro que ha dejado un vacío; un puente ha

sido vestido con cuerdas rojas impidiendo el paso sobre

él, pero haciendo evidente su presencia; líneas blancas

sobrepuestas en una imagen borran lo que va quedan-

do debajo de ellas; rostros que toman forma a partir de

pequeños agujeros hechos sobre el papel: el vacío ha sido

subvertido.

* (México, 1956) Es egresado de la Universidad Iberoamericana. Cuen-

ta con una reconocida trayectoria como escritor, ensayista y articulista,

además de ser un celebrado curador y museógrafo en México, Europa,

Estados Unidos y América del Sur.