Table of Contents Table of Contents
Previous Page  12-13 / 68 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 12-13 / 68 Next Page
Page Background

10

11

I.

Abre los ojos. El mundo está allí afuera, te rodea. Eres capaz

de verlo y sentirlo. Nuestro planeta está habitado por 7,162

millones de personas. Más de una tercera parte son niños, ni-

ñas y adolescentes menores de 18 años, es decir, poco más de

2,400 millones. Pero las cifras no tienen rostro. ¿Quiénes son?

¿Cómo viven? ¿Son felices? ¿Cuáles son sus sueños? ¿A qué le

temen? Y tal vez lo más importante: ¿a quién le interesa y por

qué lo pregunta?

Sabemos que las condiciones de vida de todos ellos son tan

disímiles en sus aspectos socioeconómicos y culturales como

semejantes en las circunstancias de vulnerabilidad que en-

frentan día con día.

Mira de nuevo. Te encuentras con el rostro de un niño maya

de 11 años, Evan. Ahora voltea a tu izquierda. En una azotea de

Beirut están Joana y sumuñeca, también tiene 11 años. Son tan

distintos. Tan similares. ¿

Qué te dicen

?

II.

Infancia

es el resultado de un proyecto colectivo que ce-

lebra la aprobación de la Convención sobre los Derechos del

Niño, realizado por la prestigiosa revista española

El País Se-

manal

, en colaboración con el Fondo de las Naciones Uni-

das para la Infancia (UNICEF), dos docenas de ONG´s y

organismos públicos de veinte países en cuatro continentes

(Oceanía no fue incluida).

La reconocida fotógrafa Isabel Muñoz, ganadora en dos

ocasiones del World Press Photo, participó en el proyecto

junto con los periodistas Pablo Guimón, Lola Huete, Rafael

Ruiz, Quino Petit y Sergio C. Fanjul, quienes escribieron

para el semanario. El libro de Muñoz se publicó en 2010.

La idea original era realizar veinte retratos de infantes que

representaran cada uno de sus derechos. En el transcurso

del proyecto las condiciones cambiaron. La realidad es más

grande que cualquier Declaración. Y tiene nombres y apelli-

dos. Finalmente, la exposición albergó más de 120 retratos.

Para la fotógrafa española Isabel Muñoz, “

Infancia

es un

mapa de todo el mundo visto a través de los niños, de sus

sueños, de sus objetos, de sus sitios secretos”.

Nacida en Barcelona en 1951, merecedora de numerosos

premios y reconocimientos internacionales, la artista cata-

lana (quien prefiere no usar Photoshop en su obra) tuvo el

privilegio de visitar todos los países: “Ha sido el trabajo más

importante de mi vida”.

Es una paradoja, una condición creativa bienvenida, que la

belleza de estos retratos formen parte de una terrible realidad:

violencia, desnutrición, explotación sexual, esclavitud, mal-

trato, ignorancia, guerra... pero también de un frágil anhelo:

“El ser humano no puede vivir sin esperanza, y un niño me-

nos. Ellos son nuestro futuro.

Infancia

es un proyecto sobre la

esperanza y sobre el futuro”.

Cuando el espectador se permite apreciar la maravillosa

calidad de este trabajo lleno de sensibilidad descubre que los

ojos no mienten. Crecer es dulce y atroz.

III.

“Pienso que el retrato es la mejor forma para este trabajo.

Pero es un retrato que va más allá. En primer lugar por el

tema de los ojos. En la exposición, los espectadores decían

que esos ojos les hablaban. Yo siempre digo que los ojos no

mienten nunca. El retrato te mete de inmediato en el univer-

so de cada uno de los niños”, afirma Muñoz.

Así, el retrato como recurso artístico tiene una cualidad

particular: lo que se descubre no es todo lo que se ve; lo que

se esconde puede verse: “Los niños ocultan su rostros para

preservar su identidad. En Filipinas, la explotación sexual de

menores, que goza de cierta aceptación, representa un grave

problema”.

IV.

Estamos en 1970. La joven Isabel Muñoz deja su natal Bar-

celona y se traslada a Madrid cuando está por cumplir veinte

años. La gran afición que tiene por la fotografía se convierte en

su profesión, su vida, su pasión. Realiza sus primeros estudios

profesionales en la capital española.

Sus primeros trabajos consisten en encargos de prensa y pu-

blicidad, y tiene una breve participación en el cine al colabo­

rar en dos películas. Ya en la década de los ochenta del siglo

Pienso que el retrato es la mejor

forma para este trabajo. Pero es un

retrato que va más allá. En primer lugar

por el tema de los ojos

Victoria Bodean, 10 años, sufre parálisis cerebral debido a problemas durante el parto. Moldavia, Europa

Karina Méndez, 12 años, participa en brigadas de mejoramiento para su escuela en Iztacalco. México, América