Previous Page  58-59 / 68 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 58-59 / 68 Next Page
Page Background

56

57

Fundó junto con

Dolores Jiménez y

Muro, la sociedad

Hijas de Cuauhtémoc,

que combinaba las

demandas de

igualdad de género

y respeto a los

derechos laborales.

pación que trató de reorganizar el Club Liberal Ponciano Arriaga, el

cual había sido reprimido doce meses atrás por las autoridades porfi-

ristas en San Luis Potosí.

Elisa Acuña se adhirió al Club Antirreeleccionista Redención y co-

laboró redactando artículos para el órgano de difusión, lo cual cau-

só malestar entre las autoridades gubernamentales. En 1904 fueron

encarceladas en la Cárcel de Belén. Sin embargo, su espíritu rebelde

las hizo fundar, junto con Dolores Jiménez y Muro, la sociedad

Hijas

de Cuauhtémoc

, que combinaba las demandas de igualdad de género,

respeto a los derechos laborales y en favor de cambios políticos. Una

vez libres, Gutiérrez y Acuña se dedicaron a fundar el periódico

Fiat

Lux

, de tendencia socialista, que después de 1908 se convirtió en el ór-

gano de difusión de la Sociedad Mutualista de Mujeres. Sin embargo,

tuvieron que huir del país y se ubicaron en San Antonio Texas, Esta-

dos Unidos, donde continuaron la edición de otro periódico,

Vesper

,

que había iniciado sus publicaciones en Guanajuato y que, a pesar de

algunas interrupciones en su tiraje y periodicidad, se mantuvo hasta

el año de 1935.

Acuña participó en la organización de la Gran Convención Nacio-

nal realizada en el Tívoli del Eliseo en abril de 1910, misma que apoyó

la candidatura de Francisco I. Madero a la presidencia. Ese mismo año

fundó el periódico

La Guillotina,

lo cual había anticipado al candidato

durante su campaña. Entre 1911 y 1912 fue colaboradora y articulista

del periódico

Nueva Era

.

Luego de la Decena Trágica atacó la usurpación de la Presidencia a

manos de Victoriano Huerta por medio de manifiestos, folletos y vo-

lantes. Huerta no dudó en perseguirla, como a tantos otros hombres

y mujeres. En 1914 colaboró con las fuerzas zapatistas y fue agente de

la propaganda del

Caudillo del Sur

en Puebla; posteriormente fue uno

de los enlaces entre los ejércitos zapatistas y carrancistas, aunque per-

maneció leal al Ejército Libertador del Sur hasta abril de 1919, cuando

fue asesinado Zapata.

Al término de la Revolución ocupó cargos directivos en el Con-

sejo Feminista Mexicano, trabajó en el departamento de prensa de

la Biblioteca Nacional y se enlistó en las Misiones Culturales de la

Secretaría de Educación Pública, un proyecto de alfabetización para

adultos campesinos, donde ocupó la Jefatura que tuvo lugar en una

campaña que consideraba los estados de Zacatecas, Aguascalientes y

San Luis Potosí. En ese entonces, la historiografía la ubica al frente

de una recua de mulas cargadas de material didáctico atravesando la

Sierra para llegar a Ciudad Valles y continuar su camino hacia Xilitla

y Pozos. La anécdota cuenta que el General Bartolo Díaz, al mando de

la plaza, se negó a entregar nuevos y frescos animales para la misión,

aunque se había comprometido a hacerlo. La maestra Acuña, dando

una muestra de voluntad y resistencia, continuó su camino hacia las

comunidades campesinas para iniciar la tan esperada reforma social

por la que tantos habían luchado.

Soltera, sin hijos y con escasas referencias historiográficas después

de los años treinta, Elisa Acuña se va desdibujando con el paso del

tiempo y poco más se sabe de sus actividades posteriores. Murió en

la ciudad de México el 12 de noviembre de 1946. Su vida, en efecto,

es inspiradora. Para Anna Zapata, investigadora de la Universidad de

Ohio, la vida de Acuña y de las mujeres con quienes luchó, inspiró el

personaje femenino de la novela

Mal de amores

, de Ángeles Mastreta.

Mujeres maestras en el corredor de una escuela. Archivo Casasola. ©207813.CONACULTA.INAH.SINAFO.FN.MÉXICO

Obreros operando una máquina durante la fabricación de monedas. © 84981.CONACULTA.INAH.SINAFO.FN.MÉXICO

Maestra enseñando a una niña a escribir. Archivo Casasola.

©122953.CONACULTA.INAH.SINAFO.FN.MÉXICO

*

Adrián Cienfuegos es historiador e investigador mexicano.