Previous Page  62-63 / 63
Information
Show Menu
Previous Page 62-63 / 63
Page Background

60

61

más un trabajo en donde diversos

enfoques profesionales se dan cita.

FINI: ¿Cómo diferenciar el

arte

de lo que no lo es?

MR:

De nueva cuenta, importa

el manejo que se haga de los con-

ceptos. Si

arte

–parafraseando a J.

Cage– no es una persona que dice

algo sino la que hace cosas; enton-

ces la actividad artística está so-

cializada y plenamente integrada

a la esfera de la vida cotidiana. En

cambio, si el

arte

es el resultado de

la actividad humana en donde se

obtiene un objeto único, original

e irrepetible, pues nos vamos des-

pidiendo de lo sucedido en esta

esfera después de 1960.

Pienso que para poder estable-

cer diferencias entre lo que puede

ser considerado arte y lo que no

hace falta tener la disposición de

contrastar nuestras opiniones con

las de los otros, mirar y aprender

de la experiencia cercana con la

actividad artística y, desde luego,

practicar seriamente alguna de sus

disciplinas.

FINI: Las nuevas tecnologías

modificaron los comportamien-

tos sociales, pero también los

académicos y culturales. ¿Cuál

es el papel del avance y masifica-

ción de la tecnología en las artes?

MR:

En el multicitado texto de

Walter Benjamin,

La obra de arte

en la época de su reproductibilidad

técnica,

la idea central reside en el

hecho que la obra de arte siempre

ha sido susceptible de reproduc-

ción; no obstante, su reproducción

técnica resulta algo nuevo que se

impone a la historia intermiten-

temente. Ejemplos claros son los

de la xilografía o la imprenta, que

surgen como modelos alternativos

para la masificación del dibujo y la

escritura, respectivamente. A par-

tir de la invención de la fotogra-

fía, en el proceso de reproducción

plástica es el ojo, y no la mano, el

que realiza el trabajo. De esta ma-

nera, la reproducción técnica se

convierte en el tema mismo, fun-

ción y procedimiento artístico. El

intelectual y el artista deben tener

en cuenta la potencia productiva

que ofrece el momento. Una situa-

ción como la que plantea la actual

realidad pone al artista ante la

posibilidad de hacer uso de estos

nuevos medios, siempre y cuando

mantenga frente a ellos su auto-

nomía y una posición crítica que

le permita desplegar libremente

sus proposiciones desde su expe-

riencia personal. Por ello, libertad

y autonomía son requisitos para

que el artista pueda pensar críti-

camente.

FINI: ¿Considera que estamos

ante una nueva época de las ar-

tes, más interdisciplinaria y de la

mano de nuevos modos de pro-

ducción artística?

MR:

Ante las presentes circuns-

tancias, cabe decir que no sólo las

prácticas en el arte se han diver-

sificado, pues con ello sobrevino

también el cuestionamiento de los

modos de institucionalización y

recepción de la obra de arte, de los

saberes que lo sostienen, discursos,

dominios e instancias en los que el

arte se piensa y exhibe y que coin-

ciden con los mecanismos institu-

cionales productores de cultura.

No es gratuito escuchar hablar ya

no de museos sino de centros de

arte contemporáneo que, en un

afán de dar cabida a nuevas mani-

festaciones, han hecho flexibles las

perspectivas y los juicios, expan-

diendo sus dominios, a veces de

manera cuestionable.

Aspectos como el de la repro-

ducción múltiple de las imágenes

o la búsqueda y empleo de nuevos

medios tecnológicos para tales fi-

nes son de interés e importancia

para la generación de obras e ideas

sobre la estética del presente. Así,

todo aquel que se sirva de una o

varias disciplinas para el desarro-

llo de propuestas artísticas habrá

tenido que hacer antes –o parale-

lamente al desarrollo de la obra–

un examen razonado del medio,

que lo ayude a definir los térmi-

nos en que habrá de apuntalar sus

proyectos, esto es, la actividad re-

flexiva que sostiene a la actividad

práctica.

Trabajo de alumno de la Escuela de Diseño Gráfico

.

Trabajo de alumno de la carrera de Artes Visuales

.

“A partir de la invención de la fotografía,

en el proceso de reproducción plástica es el

ojo, y no la mano, el que realiza el trabajo”.