Previous Page  26-27 / 63 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 26-27 / 63 Next Page
Page Background

24

25

pos biológicos como los pinos,

donde contamos con 49 especies;

los cactos, con 669 especies; y los

magueyes, con 251 especies, que

en conjunto representan el 34, 48 y

76% de las especies del mundo, res-

pectivamente. Por si fuera poco, las

culturas originarias han creado una

importante riqueza natural al do-

mesticar el maíz, el frijol, la calabaza,

el chilacayote, las diversas especies de

chiles, el amaranto, el achiote, las vai-

nillas, el cempasúchil, la Nochebue-

na, el epazote, el huauzontle, el nar-

do, la papaya, el zapote y el tepejilote,

entre otras muchas plantas.

La naturaleza nos proporciona

inspiración, recreación y una gran

cantidad de bienes y servicios, como

oxígeno, agua, suelo fértil, materia-

les para la construcción, medicinas

y alimentos, que durante la mayor

parte de la historia de la humanidad

se han considerados infinitos y con

poco valor.

¿Quién hubiera pensado, hace

unos años, que la fijación de carbono

sería un servicio tan esencial de la na-

turaleza?; ¿o que el agua costaría más

cara que la gasolina? Actualmente

sonmás frecuentes los desastres natu-

rales de grandes proporciones debido,

principalmente, al deterioro ambien-

talyalascrecientespoblaciones que se

establecen en lugares inadecuados y

de alto riesgo.

Afortunadamente también exis-

ten cambios positivos en nuestro país

y es innegable que la mejor inversión,

presente y futura, es la restauración y

conservación de la naturaleza. El Sis-

tema Nacional de Áreas Protegidas

ha aumentado la extensión de zonas

que tiene a resguardo, que ahora re-

presentan el 12% de la superficie del

país. Es evidente que las áreas protegi-

das benefician de una gran variedad de

formasyno sólo a sus visitantes, sino a

sus habitantes y vecinos. Por otra par-

te, es indispensable que los habitantes

locales participen en la conservación

y restauración de los ecosistemas así

como de los beneficios que producen.

Respecto de las áreas no prote-

gidas, también es cierto que existe

un incremento de los instrumen-

tos de conservación y manejo sus-

tentable.

La superficie que está a cargo

de las Unidades de Manejo Am-

biental en colaboración con los

pequeños propietarios, los ejidos

y las comunidades, se incremen-

tó en número y relevancia, lo que

hace necesario su sustentabilidad

y el monitoreo de las poblaciones

como un instrumento de verifica-

ción y aprendizaje.

Ante las crecientes y alarmantes

manifestaciones de los efectos del

cambio climático, la restauración de

los ecosistemas y el mantenimiento

de la conectividad entre ellos son

estrategias indispensables para la

adaptación de miles de especies que

son afectadas, por ejemplo, por las

alteraciones en la temperatura y la

humedad debido a sequías o inun-

daciones atípicas.

Frente a la evidencia de estos

efectos, los “corredores biológicos”

(regiones que promueven activi-

dades económicas sustentables sin

transformar radicalmente el paisaje,

donde se mantiene y restablece la

composición y estructura original de

los ecosistemas) son instrumentos

de política pública que permiten

la dispersión y el mantenimiento

de flora y fauna y, a su vez, com-

plementan las funciones de las

áreas protegidas. En algunas partes

de México los dueños de la tierra

han establecido estos corredores

mediante programas de uso forestal

sustentable, certificación forestal y

actividades de ecoturismo.

Los cambios positivos requieren

de conocimiento, de apreciación, de

conciencia, de capacidad de asom-

bro y de convivencia; demandan el

entendimiento de que en nuestro

breve paso por el planeta debemos

dejarlo en mejores condiciones, no

en peores. El Festival Internacional

de la Imagen FINI 2011 es reflejo de

esta nueva actitud. Dejemos que el

festival nos invite a apreciar, conocer

y querer cada día más a la naturaleza

mexicana y a participar en su restau-

ración y conservación.

¿Quién hubiera pensado, hace unos

años, que la fijación de carbono

sería un servicio tan esencial de la

naturaleza?; ¿o que el agua costaría

más cara que la gasolina?

Miguel Angel Sicilia Manzo / Banco de Imágenes CONABIO.

Carlos Javier Navarro Serment / Banco de Imágenes CONABIO.