INSTITUTO DE CIENCIAS SOCIALES Y HUMANIDADES
Área Académica de Sociología y Demografía

Introducción

Antecedentes
La UAEH es considerada una de las instituciones públicas de educación superior más importante y antigua del estado de Hidalgo. Se encuentra dentro de las 250 mejores de América Latina, de acuerdo con los QS University Rankings1, que afirma que la casa de estudios está ubicada en el lugar 229 de entre 900 universidades de 20 países en América Latina. Se fundó en Pachuca de Soto en febrero de 1869 con el nombre de Instituto Literario y Escuela de Artes y Oficios.
Los programas de posgrado en la institución inician en 1979 con la creación de la primera especialidad. Durante los años 1990 surgen las primeras maestrías y un doctorado, entre las cuales se encuentra la Maestría Regional en Estudios de Población.
En 1981, se crea el Centro de Estudios de Población (CEP), el cual inicia sus actividades académicas oficialmente el 29 enero de 1982. Dicho centro se creó con la finalidad de realizar investigación y desarrollar programas docentes para formar y capacitar recursos humanos sobre los problemas poblacionales y sociales tanto a nivel municipal, estatal, nacional e internacional.
Después de varios años de experiencia en el estudio de los problemas poblacionales y la interrelación con organismos encargados del mismo tema, se analizó la falta de profesionistas en ese ramo, y de esta manera, en 1989, se realizó un estudio de factibilidad para crear y establecer un programa de Maestría Regional en Estudios de Población y Ciencias Sociales, este se presentó en 1990 ante la Dirección General de Investigación Científica y Superación Académica de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y, en 1991,2 se creó oficialmente el Programa de Posgrado de Maestría Regional en Estudios de Población (MREP).
De este modo, dicho posgrado fue una de las primeras maestrías de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y al mismo tiempo de las primeras maestrías en población en el país.
La primera generación inició el 21 de Octubre de 1991; la segunda generación en septiembre de 1993 y la tercera, en octubre de 1995. Para 1997 y 1999, se suspende el programa durante un corto tiempo y se abre nuevamente para una cuarta generación el 16 de agosto de 1999.
En el 2003, el Centro de Estudios de Población pasa a ser parte del Área Académica de Sociología y Demografía. Un año después se realiza una revisión curricular del programa académico y este cambia de nombre por el de Maestría en Estudios de Población (MEP). Desde entonces, el área queda integrada por la Maestría en Estudios de Población y la Licenciatura en Sociología.
La maestría desde sus inicios contó con registro en el Padrón de Posgrados de Excelencia del CONACYT pero este se suspende en el mes de septiembre de 1997. En el año 2007 el actual Programa de Posgrado de Maestría en Estudios de Población ingresa nuevamente al Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), adquiriendo con ello un reconocimiento público de su calidad académica por la SEP y el CONACYT así como becas nacionales y mixtas para los alumnos.
1 Cuyos resultados fueron publicados en http://www.topuniversities.com
2 Acta 159 del H. Consejo Universitario del 25 de Febrero de 1991



Misión

El Área Académica de Sociología y Demografía debe ser el catalizador del desarrollo social del estado, construyendo investigación de alto nivel y formando, con su programa de Postgrado, a profesionales emprendedores, hábiles, responsables y honestos que fortalecerán el pleno desarrollo de la Universidad, del Estado y del País

Visión

El Área Académica de Sociología y Demografía, de manera conjunta con el Centro de Estudios de Población, generará el conocimiento y los programas necesarios para que la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo sea considerada como una institución de excelencia dentro de las Ciencias Sociales, tanto a nivel Nacional como Internacional.

Objetivos y estrategias de desarrollo

a) En el ámbito educativo.

1. Mejorar los niveles de educación y bienestar de los mexicanos

Mejorar los niveles de educación y bienestar implica erradicar las causas de la pobreza, atender la satisfacción de las necesidades básicas, crear oportunidades de desarrollo humano y proporcionar la infraestructura necesaria para lograr que todos los mexicanos estén por encima de ciertos umbrales mínimos de educación y bienestar.

Estrategias

i) Proporcionar una educación de calidad, adecuada alas necesidades de todos los mexicanos.

Lograr que la educación responda a las necesidades de los individuos y a los requerimientos del desarrollo regional y nacional. Tanto los contenidos como la gestión de la educación deben adecuarse de manera continua para satisfacer las exigencias de la vida diaria de las personas, en los ámbitos social, cultural y laboral. La política educativa debe lograr que los mexicanos adquieran los conocimientos, competencias y destrezas, así como las actitudes y valores necesarios para su pleno desarrollo y para el mejoramiento de la nación. Se pondrá énfasis no sólo en la cobertura y la ampliación de los servicios educativos, sino también en la equidad y calidad de los mismos, a fin de corregir desigualdades entre grupos sociales y regiones.

Ello requerirá la ampliación de la atención educativa, en aspectos formales y no formales, hacia grupos de población infantil, joven y adulta que han quedado excluidos de las actuales estrategias y cuya educación es condición necesaria para mejorar la calidad y equidad en los aprendizajes a lo largo de la vida. El sistema educativo debe ofrecer oportunidades de aprendizaje a los ciudadanos de cualquier edad, cultivando la diversidad de capacidades, vocaciones, estilos y necesidades educativas especiales.

ii) Formular, implantar y coordinar una nueva política de desarrollo social y humano para la prosperidad, con un enfoque de largo plazo.

Actualizar los objetivos de la política pública para el desarrollo social y humano, poniendo énfasis en la superación de las personas y en el desarrollo de sus capacidades e iniciativas, así como en el fortalecimiento de las formas de participación social. En esta t a rea se adoptarán criterios de permanencia de los programas sociales con carácter de largo plazo y sin sesgos provenientes de coyunturas políticas o actitudes partidistas. Se perfeccionarán los marcos jurídicos y programas gubernamentales, transformando el papel de la administración pública federal para subrayar su función promotora del desarrollo y garantizar la atención a los grupos sociales más necesitados.

2) Diseñar y aplicar programas para disminuir la pobreza y eliminar los factores que provocan su transmisióngeneracional, que amplíen el acceso a la infraestructura básica y brinden a los miembros más desprotegidos de la sociedad oportunidades para tener acceso al desarrollo y la prosperidad.

Con el fin de garantizar un progreso social incluyente se abatirán las causas de la pobreza: desnutrición crónica y endémica, deserción escolar temprana, insuficiencia de capacidades individuales para desempeñar actividades productivas y falta de oportunidades para participar en el desarrollo social y económico. Se fortalecerá la educación bilingüe. En las localidades aisladas y en las zonas de más alta marginación se asegurará el acceso de la población más necesitada a los productos básicos. Asimismo, se ampliará la dotación de servicios de infraestructura básica como agua potable, drenaje, electricidad y caminos.

3. impulsar la educación para el desarrollo de las capacidades personales y de iniciativa individual y colectiva.

Impulsar la consolidación de un sistema educativo nacional que se apoye en la ciencia y la tecnología para ofrecer una educación de calidad y diversificada que fortalezca la capacidad individual al proveer a los estudiantes de conocimientos sólidos, pertinentes y de avanzada y asegurar que posean las destrezas y habilidades que se requieren en el mundo contemporáneo. El desarrollo de las capacidades personales comprende, además de la formación de competencias, la promoción de condiciones que propicien la iniciativa individual y colectiva para abrir y aprovechar oportunidades.

Este objetivo rector incluye elementos tales como la creación de capital humano, la extensión de nuevas formas de acceso a la información, el estímulo para la autosuperación y la autogestión y el apoyo a las iniciativas de los particulares para el mejoramiento de los individuos y las familias.

Estrategias

i) Ofrecer a los jóvenes y adultos que no tuvieron o no culminaron la educación básica, la posibilidad de capacitación y educación para la vida y el trabajo que les permita aprovechar las oportunidades de desarrollo.

Dar una alta prioridad en las políticas sectoriales a la capacitación y educación para la vida y el trabajo de los adultos. Es indispensable que las personas que carecieron de oportunidades de estudio o que en la infancia y juventud no lograron culminar la educación básica, encuentren opciones formativas adecuadas a sus necesidades. Este ámbito debe abarcar a los grupos de la población en rezago y extenderse a otros grupos sociales.

Impulsar, por medio del Consejo Nacional de Educación para la Vida y el Trabajo, que los instrumentos e instituciones que atienden la educación y la capacitación de los adultos se articulen hasta conformar un sistema nacional que ofrezca opciones para la educación durante toda la vida y para la capacitación, con base en el apoyo de las tecnologías modernas de información, aprendizaje y comunicación; que cuente con los instrumentos para facilitar a todos el tránsito entre los mundos del trabajo y la educación formal, y que reconozca los conocimientos, habilidades y destrezas adquiridos en uno o en otro .

ii) Diversificar y flexibilizar las ofertas de la educación media superior y superior a fin de lograr una mayor adecuación de los aprendizajes respecto de las necesidades individuales y los requerimientos laborales.

Las instituciones de estos niveles deberán asumir como prioridad la transformación de sus procesos pedagógicos, tanto en el ámbito de los métodos y medios como en el de los contenidos, de forma que todos sus estudiantes construyan aprendizajes centrados en el desarrollo de estrategias de pensamiento, de acceso, interpretación, organización y utilización responsable de la información y de trabajo cooperativo que los oriente hacia la adquisición de capacidades de iniciativa e innovación.

Estos elementos, independientemente de las diferentes finalidades de las instituciones, deberán ser objeto de su trabajo cotidiano, pero requerirán la revisión de las prácticas docentes, someter la gestión escolar a los objetivos del aprendizaje y ofrecer un currículo equilibrado y suficientemente diversificado para que abra múltiples opciones que le posibiliten a todo estudiante la flexibilidad en el tránsito entre horarios, programas y espacios educativos.

b) En investigación.

1. Fortalecer la investigación científica y la innovación tecnológica para apoyar el desarrollo de los recursos humanos de alta calificación.

Introducir los conocimientos científicos y tecnológicos en los distintos órdenes de la actividad nacional, formando para ello recursos humanos con crecientes niveles de calificación educativa y profesional. Crear y desarrollar mecanismos e incentivos que propicien la contribución del sector privado al desarrollo científico y a la cultura de innovación del país.

Fomentar proyectos multisectoriales y multiinstitucionales en los que participen las instituciones educativas, las empresas y las industrias.

2. Incrementar la apropiación de conocimientos facilitando el acceso a las nuevas tecnologías, en particular en el área de la agroindustria.

Establecer mecanismos ágiles y emprender acciones de apoyo a la transferencia de tecnología para hacer llegar las innovaciones validadas a los agentes de cambio y productores agrícolas, pecuarios, forestales y agroindustriales, de acuerdo con sus necesidades y demandas, para aumentar su competitividad y eficiencia.
Ampliar la cobertura educativa formal y no formal, así como la transferencia tecnológica apropiada dirigida principalmente al sector rural y a las zonas marginadas.

3. Apoyar la creación de empresas sociales en las cuales participen grupos de escasos recursos en áreas rurales y urbanas.

Para fortalecer las economías regionales se impulsará la integración de los habitantes de comunidades de alta y muy alta marginación en pequeñas sociedades productivas que cuenten con el respaldo solidario de los gobiernos estatales y municipales.

4. Fomentar en la población el creciente conocimiento de las culturas y estilos de vida existentes en las diferentes regiones de México y en otros países.

Promover entre los mexicanos de todas las edades el conocimiento de las culturas y estilos de vida existentes en las diferentes regiones de México y en otros países, como un elemento esencial en su formación, para que participen activa e integralmente en las transformaciones económicas y laborales, sociales y culturales. Para lograrlo, se promoverán programas interinstitucionales que incorporen los diferentes elementos necesarios, en materia educativa, cultural, científica, tecnológica y turística, entre otras.