Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades
School of Social Sciences and Humanities
Área Académica de Ciencias de la Educación
Department of Education

Introducción


La propuesta del Área Académica de Ciencias de la Educación, asume que la educación es un proceso orientado al desarrollo del hombre y de la sociedad. Concibe a la educación desde una perspectiva humanista, en donde el individuo y las diferentes formas de solidaridad social, contribuyen a crear un mundo sustentable; es decir, que garantice en el largo plazo las condiciones necesarias para mejorar la calidad de vida de las generaciones futuras. Por ello es que destaca la necesidad de que la investigación educativa permita analizar, explicar e interpretar las diversas dimensiones, niveles, procesos y factores que intervienen para ampliar el "potencial de vida futura", como un criterio para valorar las oportunidades de nuevos encuentros, relaciones más profundas y nuevos escenarios de desarrollo de la humanidad.

La filosofía que inspira al Área se pronuncia por una educación integral y a lo largo de la vida, aceptando que en el transcurso educativo, al paso de sus diferentes niveles y modalidades, se busque incrementar sustancialmente la libertad y responsabilidad de los individuos, formando conocimientos, actitudes, habilidades y competencias que mejoren las condiciones y posibilidades para tener, estar, ser y hacer; es decir, mejorar la convivencialidad entre los ciudadanos y sus formas de vida. Las líneas de investigación, los proyectos y estudios que alimentan el Área, así como el conjunto de sus actividades institucionales, buscan el desarrollo educativo en varias dimensiones estratégicas: formar sujetos autónomos, auténticos, solidarios y con conciencia de identidad; crear una ciudadanía plena, responsable, tolerante y capaz de emprender acciones colectivas y de defensa del espacio público; propiciar el reconocimiento mutuo y desarrollo entre géneros, generaciones, relaciones y roles; alentar la excelencia de la formación de capacidades y convicciones que son necesarias para responder a los requerimientos de productividad, innovación, conocimiento y tecnología con sus consecuentes efectos en la distribución de la riqueza y el bienestar.

Subyace a la propuesta del Área Académica de Ciencias de la Educación un claro convencimiento de que en los tiempos actuales el desarrollo pleno de las sociedades no puede lograrse sin información, pero que ésta sólo tiene sentido si se maneja e interpreta desde marcos amplios y consistentes de conocimiento y valor. En tales términos, la educación se asume como fundamento ineludible de las sociedades contemporáneas para propiciar conocimiento, información, desarrollo y bienestar.




Compartir en: