COMUNIDAD UNIVERSITARIA

alfonso

En la sociedad del conocimiento, donde el saber trasciende fronteras y es valor estratégico para la producción de bienes y servicios, la educación superior se convierte en el eje transformador de las condiciones de vida de las sociedades en que se encuentra inmersa, al fomentar la investigación, la innovación y la creatividad, generadoras de desarrollo humano sustentable.

Por otro lado, atentos a la necesidad, que los distintos sectores integrantes de las sociedades del conocimiento, deben crear condiciones y políticas que fomenten y garanticen a sus miembros menos favorecidos por sus especiales características y condiciones, la igualdad de oportunidades para acceder a la educación de calidad, con equidad, pertinencia y responsabilidad social para incorporarlos a la globalización, nos obliga a renovar nuestro sistema educativo al acrecentar la cobertura, diversificar la oferta educativa tanto presencial como virtual, flexibilizar los planes y programas de estudio, establecer alianzas estratégicas, crear redes de colaboración disciplinar e interdisciplinar que permitan la movilidad de docentes y estudiantes con portabilidad de estudios, reorientar la investigación científica, social humanística y tecnológica para la protección y preservación de los recursos naturales y el medio ambiente, así como potenciar la equidad de género y los derechos humanos.

En esta labor, la División de Docencia ha establecido una serie de compromisos para consolidar una planta docente de calidad que sea reconocida a nivel nacional e internacional; contar con la metodología que nos permita llevar a cabo los estudios de factibilidad, pertinencia y viabilidad en el diseño o rediseño de los programas de estudio, tanto de nivel licenciatura como del nivel medio superior y terminal, con base en la alineación internacional para garantizar no sólo la calidad nacional, sino internacional de la oferta educativa de nuestra Casa de Estudios, incrementar la matrícula en el nivel Medio Superior y Terminal y Superior, fortalecer el desarrollo de competencias comunicativas de lenguas extranjeras, fomentar la creación de nuevas sedes universitarias y consolidar los indicadores de calidad educativa.

Lo anterior implica que los programas educativos, deberán estar sustentados en el trabajo colegiado de las academias alineadas al régimen internacional, con la obligatoriedad de entregar al finalizar el semestre como productos mínimos, su bibliografía revisada y actualizada; dar seguimiento a la actualización de las asignaturas en el SISAPE; a la eficacia del Sylabus docente; a los contratos de aprendizaje que permiten al estudiante elegir su estilo de aprendizaje y el escenario educativo en donde quiere que sea competitivo su título o grado académico. Este contrato representa la característica mundial del prestigio de la UAEH, además de ser armónico con la flexibilidad y convergencia de la educación universitaria global; asimismo, a los itinerarios de competencias.

Todo ello da cumplimiento al Crédito UAEH, “que es la medida del trabajo del alumnado durante su proceso de aprendizaje, es decir, valora, certifica y acredita la carga de trabajo del alumnado y sirve para adquirir y desarrollar habilidades de empleabilidad” , con lo que “hace válido y convergente el trabajo académico de la UAEH. Además, apuesta por el trabajo centrado en el alumnado, medible en horas efectivas de trabajo y dirigido a la adquisición de competencias que garantizan la movilidad, la empleabilidad y el reconocimiento de la calidad formativa”, que harán visible internacionalmente a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo.

Dr. Alfonso de Jesús Galindo Rodríguez


Compartir en: